ir al contenido

La invasión chilena: startups de Chile en México

El mercado mexicano se está volviendo el campo de batalla de las startups del innovador país sudamericano.

Daniela Dib

Con el imponente lobby del Museo Soumaya en Ciudad de México como escenario, Betterfly hizo su presentación oficial en mayo. La empresa, que ofrece una plataforma de seguros y prestaciones para colaboradores, es el unicornio más reciente que ha producido Chile.

Betterfly se creó hace cuatro años, pero ya está valuada en $1,000 millones de dólares desde febrero pasado. Entre sus inversionistas están DST Global, QED Investors, Endeavor Catalyst y SoftBank. Opera también en Brasil y Ecuador, este año va también a Colombia, Perú y Argentina, y en 2023 quiere llegar a EUA, España y Portugal.

El trampolín que necesita para seguir su plan de crecimiento es, por supuesto, México. No es coincidencia que su lanzamiento, enmarcado en uno de los edificios emblemáticos de la zona corporativa en Polanco, haya sido por todo alto.

“Pensamos en México porque no sólo es un país grande en número de personas, sino porque es un hub para Latinoamérica,” dijo a Whitepaper Lucas Melman, country manager de Betterfly en México.

Las condiciones del mercado mexicano resultan idóneas para la expansión de Betterfly, que además ha invertido $20 millones de dólares para entrar al país. Sin embargo, el unicornio está muy lejos de ser la única compañía chilena que ha puesto sus ojos en México para apalancar su crecimiento: hay por lo menos unas 30 empresas que también encuentran aquí las condiciones perfectas para sus productos o servicios.


El tamaño del mercado en Chile, que en todo el país tiene 19 millones de habitantes — tres millones menos que la cantidad de personas que viven en CDMX y su zona conurbada — prácticamente obliga a que las empresas en aquel país nazcan con el chip de internacionalizarse.

Más de 158 mil nuevas compañías chilenas vieron la luz en 2020. Esta cifra representa una de las tasas más altas de emprendimiento en el mundo, superando a las de México y Colombia — aún y cuando son países que reciben más capital de los inversionistas.

Por lo general, las chilenas apuntan a países como Perú o Colombia para dar el primer salto internacional, ya sea por su cercanía geográfica o porque comparten clientes con ellos. Falabella, por ejemplo, tiene un importante footprint en la región y sus proveedores se mueven hacia donde vaya.

Esta publicación es solo para suscriptores

Prueba Gratis

¿Ya tienes una cuenta? Log in

Más reciente