ir al contenido

En los últimos 10 años, multiplicó cuatro veces sus ventas. Ahora está cerca de convertirse en una de las empresas más grandes de México.


Si a las 15 empresas más grandes de México, de acuerdo con la última versión de “Las 500 de Expansión”, le quitamos las dos paraestatales y las sucursales en nuestro país de cinco multinacionales (General Motors, Walmart, etc.), resultaría que las las empresas mexicanas más grandes serían América Móvil, FEMSA, Bimbo, CEMEX, Alfa, Grupo México, Grupo BAL y Banorte. De estas últimas tres, las ventas anuales en 2020 habría sido de $234 mil millones, $221 mil millones y $199 mil millones de pesos, respectivamente.

En 2021, las ventas de Chedraui debieran rondar los $226 mil millones de pesos — claramente estaría ya colándose a esa lista — y las estimaciones son que este año pudiera estar llegando a los $250 mil millones de ventas — acercándose cada vez más a empresas como CEMEX y Alfa.

Hace 10 años era una empresa que vendía una cuarta parte de esto.


La historia de Chedraui se remonta a Xalapa, Veracruz. En los 60s, Almacenes Chedraui era una tienda que comercializaba mercería, ropa y telas. Para 1970 comenzarían con un primer supermercado.

Los siguientes 30 años creció de forma constante, pero moderada. Hacia finales de los 90s le vendió las tiendas departamentales a Liverpool, para concentrarse en los supermercados. A principios del nuevo milenio habría tenido poco más de 50 tiendas, en seis ciudades — principalmente en comunidades nivel C y D. Comenzaba a figurar como una cadena importante, pero todavía lejana a los líderes del segmento: en 2003, por ejemplo, Walmart tenia 285 tiendas en el país, Gigante 264, Soriana 118 y la Comercial Mexicana 170.

Esto cambiaría dramáticamente en 2005. Carrefour decidió salir de México, y para ello puso a la venta sus 29 tiendas. De acuerdo con lo publicado en periódicos de la época, los compradores naturales parecían ser Soriana o Gigante.

Más de uno se sorprendió cuando apareció Chedraui como quien se quedaría con las tiendas de Carrefour. Inbursa le dio un crédito que le permitió ofrecer cerca de $550 millones de dólares y con ello, pasarían de tener 64 tiendas en 6 ciudades, a 93 puntos de venta en 18 ciudades.

Este movimiento resultaría clave. No solamente introdujo la marca a más ciudades y comunidades, sino que les enseñó a atender un perfil de cliente con expectativas diferentes (ahora habría tiendas Chedraui en Polanco o Interlomas). Sirvió también para desarrollar la capacidad interna de crecer inorgánicamente, absorbiendo tiendas de otras marcas.

Después de la adquisición de Carrefour, le compraron a Grupo Gigante ocho tiendas en EUA y comenzaron así a crecer en ese país. Habían ido evolucionando los formatos, incluyendo tiendas más pequeñas; continuaban más bien enfocados en el sureste y el centro del país.

Para 2010 tenían 190 tiendas (34 de las cuales estaban en EUA). Las ventas habían pasado de $34 mil millones de pesos en 2007, a $64 mil millones.


Continuaron creciendo — 10, 20, 30 tiendas por año. En 2017 había ya 321 tiendas, y los ingresos promedio por tienda habían también aumentado de forma significativa.

Esta publicación es solo para suscriptores de pago

Prueba Gratis

¿Ya tienes una cuenta? Log in

Más reciente