ir al contenido

Con una inversión de $1,200 millones de pesos, Finka San Antonio inauguró su segundo centro de producción de agricultura protegida, en Querétaro. Tienen 1,200 empleados, que pasarán a ser 3 mil una vez que alcance su máxima capacidad en sus nuevas instalaciones (El Economista).

Comentarios

Más reciente